Login| Sign Up| Help| Contact|

Patent Searching and Data


Title:
FLEXIBLE PRESSURE SHEET
Document Type and Number:
WIPO Patent Application WO/2010/061015
Kind Code:
A1
Abstract:
The invention relates to a flexible sheet which includes cavities that are intercommunicated by a captive fluid of a known viscosity and which is positioned as an insole beneath the sole of the foot. The upper surface of the aforementioned cavities receives plantar pressures, thereby acquiring a corresponding dimpled appearance indicating those areas receiving greater or less plantar pressure. The gradual movement of the fluid through the hollow closed circuit is caused mainly by the resistance to the fluid provided by two-way and one-way valves and alternatively by the resistance provided by the cross-section and length of the conduits to the viscosity of the fluid. In this way, as the foot oscillates, the cavities remain the same. The invention is mainly intended for: obtaining approximate plantar pressure measurements by observing the upper surface of the adjoining cavities after a sufficient number of steps, producing the mould or negative and saving a record of same, and producing the final insole.

Inventors:
CHASCO PEREZ DE ARENAZA JUAN CARLOS (ES)
Application Number:
ES2009/000540
Publication Date:
June 03, 2010
Filing Date:
November 23, 2009
Export Citation:
Click for automatic bibliography generation   Help
Assignee:
CHASCO PEREZ DE ARENAZA JUAN C (ES)
International Classes:
A43B17/02; A61F5/14
Foreign References:
US5784807A1998-07-28
US6519797B12003-02-18
US5179792A1993-01-19
US5067255A1991-11-26
US4707872A1987-11-24
US7451555B12008-11-18
ES2233131A12005-06-01
ES2279710A12007-08-16
Other References:
None
Download PDF:
Claims:
REIVINDICACIONES:

1. El dispositivo de mi invención es una lámina, formada por cavidades adosadas e intercomunicadas por un circuito hueco y cerrado cuyo interior está ocupado por un fluido de viscosidad conocida, según se describe en las patentes P200601693, P200803382 y P200902168. Se caracteriza porque: A) La resistencia al paso por el circuito hueco entre las cavidades del fluido viscoso permite el paso gradual de este, entre dichas cavidades. B) Esta resistencia nos permite que dichas cavidades queden en equilibrio durante la oscilación del pie en la marcha. C) Un número de ciclos o pasos suficientes en una marcha normal proporciona a la cara superior de cada cavidad adosada una mayor o menor altura en proporción inversa a las presiones plantares recibidas. D) De la cara superior de las cavidades adosadas podemos obtener el molde negativo y conservarlo; y de este molde obtenemos la plantilla definitiva completa o de la zona metatarsal al menos.

2. Según 1. Las cavidades intercomunicadas disponen de unos conductos o tubos con elementos valvulares bidirecciαnales.

3. Según 1. Las cavidades intercomunicadas disponen de unos conductos o tubos dobles con elementos valvulares unidireccionales.

4. Según 1. El circuito hueco cerrado que intercomunica las cavidades dispone de unos conductos que por su diámetro o longitud se resiste de una forma preestablecida a la viscosidad del fluido.

5. Según 4. El circuito hueco y cerrado está formado por tubos.

6. Según 4. El circuito hueco y cerrado está formado por conductos con tubos.

7. Según 4. El circuito hueco y cerrado está formado por tamices.

8. Según 4. El circuito hueco y cerrado está formado por hendiduras.

Description:
LAMINA FLEXIBLE PRESORA:

OBJETO DE LAINVENCIÓN: La presente invención según se explica en el enunciado de esta memoria descriptiva, se refiere a la mejora en el diseño de una lámina flexible descrita en la patente P200601693 ES, valorando las presiones mecánica y visualmente; realizando moldes posteriores con ella y la consiguiente utilización con finalidad principalmente médica y que pueda paliar cualquier riesgo para la piel de su poseedor.

ANTECEDENTES DE LA INVENCIÓN:

La planta del pie presenta con bastante frecuencia alteraciones, producidas principalmente por presiones excesivas y repetidas en algunas zonas de dicha planta. En el mercado hay numerosos dispositivos que detectan tanto presiones estáticas como dinámicas, unos son ingenios mecánicos y otros electrónicos que informan al especialista acerca de la pisada, estos conocimientos plantean problemas que posteriormente ha de resolver el técnico del pie, contando habitualmente con un tiempo y unos medios limitados. El dispositivo de mi invención aporta de una manera mecánica, sencilla y rápida una visión primero, de cómo se produce la pisada de un sujeto en estudio, con plantilla de fácil implantación en un zapato, deportiva o chancla y tras algunos ciclos de marcha o pasos, en la huella dejada veremos unos valles que corresponden a las zonas de máximos impactos reiterados y unas zonas elevadas en las que el pie no apoya o apenas lo hace. Un técnico cualificado en la materia puede obtener de una rápida ojeada, la visión de una media bastante aproximada de las presiones dinámicas plantares en las distintas zonas de la planta del pie por cada persona medida, pudiendo posterior, de nuevo y automáticamente reutilizarse dicha lámina. De esta huella puede obtenerse fácilmente el molde en negativo en el que se aprecian zonas elevadas que en este negativo corresponden a las zonas de máximo impacto y una zonas muy delgadas que corresponden a zonas de nulo o escaso apoyo, el material utilizado para el negativo normalmente es de escasa dureza y excelente memoria; con métodos utilizados frecuentemente en el mercado (podólogos, ortopedas, protésicos etc.), por ejemplo de siíicona; este negativo puede guardarse en el historial del sujeto a estudio. Otra posibilidad de esta lámina con cavidades es la de generar en muchos casos la plantilla final que el sujeto utilizará posteriormente para compensar las presiones excesivas; así, cubriendo el negativo hasta sus zonas mas altas, que como me he referido corresponde a las zonas de mayor impacto plantar, con un material de mayor dureza, esta lámina sumatoria (blanda mas dura) nos puede servir en muchos sujetos a estudio, como plantilla definitiva y en algunos casos, al menos servir de plantilla definitiva para su zonas metatarsales. Las zonas sin apoyo o con menor apoyo se elevarán más y esto hará que Ia planta del pie goce de mayor superficie de apoyo, sustentación y estabilidad. Al contrario en las zonas de máximo impacto, este habrá disminuido y la lámina blanda de excelente memoria absorberá estos impactos. La presente descripción de patente está descrita en las solicitudes de patentes: P200803382 y P200902168.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN

El dispositivo de mi invención es una lámina (1), sobre ella hay unas cavidades (2) adosadas o próximas entre sí e intercomunicadas mediante un circuito cautivo por donde circula un fluido de densidad conocida. Este circuito hueco y cerrado con el fluido circulante está normalmente en la porción inferior de dicha lámina o de las cavidades adosadas. El gradual trasvase del fluido entre las cavidades se produce de forma preestablecida: Por la resistencia que presentan la superficie de paso de los orificios y conductos, así como la longitud de dichos conductos, que pueden ser tubos, canales, tamices o cualquier hendidura (3) que actúen de freno a la viscosidad del fluido.

Las cavidades reciben por su zona superior las presiones (6) de la planta del pie, cuando en alguna de las cavidades se supera una cierta presión su fluido se transvasa entre las cavidades contiguas, aumentando o disminuyendo el volumen de dichas cavidades en proporción inversa a las presiones que reciben las distintas cavidades desde su cara superior. La deformación del volumen de las distintas cavidades es principalmente en sentido vertical, tanto hacia abajo como hacia arriba. Durante la pisada, el fluido se transvasa de unas cavidades a sus contiguas; nuevamente al oscilar el pie se estabilizan las alturas de las cavidades, así las cavidades que han recibido fuertes presiones han reducido su volumen, y las cavidades contiguas donde la presión haya sido menor o nula quedarán las alturas de las cavidades aumentadas, al haber recibido parte del fluido transvasado. Esta situación de cambio permanece estable durante la oscilación del píe, hasta que aparezcan nuevas presiones suficientes que superen las resistencias internas descritas al paso del fluido viscoso, para alterar dicha situación de equilibrio. Esta sucesión de presiones repetidas al cabo de un número de pasos suficiente, permitirá a la lámina flexible darnos una media bastante aproximada de las presiones en cada una de las zonas por ejemplo de la planta de un pie tras caminar, pues no siempre en condiciones parecidas, la pisada es la misma en las distintas zonas del pie, para una misma persona. Las cavidades con los orificios, conductos, tamices, tubos o hendiduras están ocupados en forma cautiva por un fluido, que contacta y ocupa todo ese volumen y al que previamente le hemos restado algo de volumen tras haber aspirado el aire y algo del fluido, consiguiéndolo por la flexibilidad de las cavidades, esto permite que cualquier cámara que apenas reciba presiones suba más que en su situación de equilibro original, con lo cual las zonas que no apoyaban ni presionaban se acerquen más a la planta del pie, dando estabilidad y apoyo a la plantilla que posteriormente se desarrolle. Con el objetivo de conseguir una huella plantar valorada a simple vista, que sea el promedio de las presiones producidas por las pisadas del pie de una persona, tras caminar con la lámina flexible un determinado tiempo, y a continuación, automáticamente poder reutilizarla otra persona. Pudiendo obtener el molde o negativo directamente de dicha huella producida por cada persona, así por ejemplo: Añadimos silicona líquida, y esperamos su rápido fraguado, ésta lámina blanda generada la separamos de la lámina flexible, con lo que tenemos el negativo, que podemos guardarlo en el historial del paciente.

Posteriormente podemos elaborar directamente la plantilla completa desde dicho molde. Así el ortopeda o podólogo sobre este negativo puede trabajar dejando, quitando o añadiendo material, finalmente esta lámina blanda puede ser recubierta por otra mas dura, obteniendo la lámina definitiva. En general las zonas del pie con mayor impacto tendrán en la plantilla una zona de mayor blandura para absorber los impactos y las zonas que su presión o apoyo era baja o nula se habrán acercado a la planta del pie aumentando su apoyo y superficie de sustentación en estas zonas de la plantilla definitiva de mayor dureza. Con ulteriores adaptaciones de los arcos plantares.

DESCRIPCIÓN DE LOS DIBUJOS.

Para una mejor comprensión de lo descrito en la presente memoria, se acompañan varios dibujos, que sólo como ejemplo representan unos casos prácticos para la realización de la lámina flexible presora.

Figura 1. Lámina flexible de cavidades hexagonales (2) contiguas o adosadas vistas en perspectiva por su convexidad superior, que es por donde recibe las distintas presiones o impactos plantares (6), en este ejemplo la cavidades tienen forma hexagonal y están unidas entre ellas por su base. Figura 2. Lámina (1) situada bajo las cavidades en la que se apoyan favorecidas para este apoyo por la ranura circular (4), estas ranuras se encuentran en la cara superior de dicha lámina. Orificios (5) que comunican los conductos (3) situados bajo esta lámina con la entrada de las cavidades superiores. Conductos que intercomunican entre sí los orificios adyacentes y conducen el fluido.

Figura 3. Tubo (3) en corte longitudinal que comunica dos cavidades (2) contiguas, que forma un dispositivo valvular (13), apoyan sobre una lámina basal (1), aquí con muelle elastomérico (10) y unos topes (12 ) situados a ambos extremos de cada tubo con unos canales en su pared interna (11). Figura 4. Tubo en corte longitudinal que comunica dos cavidades contiguas, que forma un dispositivo valvular, aquí con muelle elastomérico contraído (10) por la acción de la presión interna (9) del fluido que lo ocupa (12), en uno de los sentidos, por aumento de la presión en una de las cavidades contiguas.

Figura 5. Tubo (3) en corte longitudinal que comunica dos cavidades contiguas, que forma un dispositivo valvular (13), aquí con muelle metálico (10) con su vastago del muelle (8) y con límite del muelle (14) que cierra por su contorno exterior en contacto con el contorno interno del tubo, el paso al fluido está cerrado normalmente hasta que por la intensidad de la presión este límite del muelle sobrepase los canales.

Figura 6. Tubo en corte longitudinal que comunica dos cavidades contiguas, que forma un dispositivo valvular, aquí con muelle metálico contraído (10) con su vastago (8) asentando en su tope.

DESCRIPCIÓN DE LA INVENCIÓN PREFERIDA:

EI dispositivo de mi invención es una lámina flexible formada cavidades, láminas, conductos y un fluido cautivo. Las cavidades (2) adosadas entre sí están apoyadas sobre una lámina (1) con ranuras (4) en su cara superior y orificios (5), estos últimos comunican las cavidades superiores con los conductos que están dispuestos bajo la lámina (4). Las cavidades y los conductos (3) que las intercomunican están ocupadas por un fluido cautivo de viscosidad conocida. Estas cavidades reciben por su cara superior las presiones (6) de la planta del píe, cuando en alguna de las cavidades supera la presión plantar a la resistencia que el circuito cautivo adyacente opone al paso del fluido, éste se transvasa entre las cavidades contiguas, aumentando o disminuyendo el volumen de dichas cavidades en proporción inversa a las presiones que reciben las distintas cavidades desde su cara superior. La deformación del volumen de las distintas cavidades es principalmente en sentido vertical, tanto hacia abajo como hacia arriba. Generalmente los conductos están ubicados bajo las cavidades, coincidiendo sus extremos bajo el orificio (5) de entrada de dichas cavidades, a su vez los conductos van sobre un polímero laminado inferior o suela. Los conductos son de material con suficiente resistencia para soportar las presiones intracavitarias, generalmente de materiales poliméricos. Cada conducto intercomunica cavidad con cavidad contigua entre sí, reuniéndose varios conductos bajo un mismo orificio de entrada de cada cavidad estando normalmente separados dentro del hueco de entrada. Durante la pisada el fluido se transvasa de unas cavidades a sus contiguas, nuevamente al oscilar el pie se estabilizan las alturas de las cavidades, así las cavidades que han recibido fuertes presiones han reducido su volumen; y las cavidades contiguas donde la presión haya sido menor o nula, quedarán las alturas de las cavidades aumentadas, al haber recibido parte del transvase del fluido. Esta situación de cambio permanece estable durante la oscilación del pie, en gran parte por la resistencia que los conductos ofrecen aí fluido circulante,- hasta que aparezcan nuevas presiones suficientes para alterar dicha situación de equilibrio. Tras esta sucesión de presiones repetidas al cabo de un número de pasos suficiente, la lámina flexible nos dará una media bastante aproximada de las presiones en cada una de las zonas por ejemplo de la planta de un pie tras caminar, pues no siempre en condiciones parecidas, la pisada es la misma en una misma persona. Con el objetivo de conseguir una huella plantar valorada a simple vista, que sea el promedio de las presiones producidas por las pisadas del píe de una persona, tras caminar con la lámina flexible un determinado tiempo, y a continuación, automáticamente poder reutilizarla otra persona. Pudiendo obtener el molde o negativo directamente de dicha huella producida e incluso elaborar directamente la plantilla completa desde dicho molde, en otras ocasiones consiguiendo al menos la plantilla definitiva de la zona metatarsal con posteriores adaptaciones de la zona del talón, dedos y arcos plantares.

Las cavidades con los orificios y conductos están ocupados en forma cautiva por un fluido, que contacta y ocupa todo ese volumen y al que previamente le hemos restado algo de volumen tras haber aspirado el aire y algo del ñuido, consiguiéndolo por la flexibilidad de las cavidades, esto permite que cualquier cámara que apenas reciba presiones suba más que en su situación de equilibro original, con lo cual las zonas que no apoyaban ni presionaban se acerquen más a la planta del pie, dando estabilidad y apoyo a la plantilla que posteriormente se desarrolle.